Merma de votos FpV para ley de control de precios

En la sesión especial del próximo miércoles en la Cámara de Diputados, el Frente para la Victoria no contará con los votos a favor del moyanista Omar Plaini, ni del radical Eduardo Santín. Tampoco aportará quórum Facundo Moyano para convertir en ley la reforma a la Ley de Abastecimiento, un proyecto del Poder Ejecutivo Nacional que ya fue aprobado por el Senado y que dotará al secretario de Comercio Interior, Augusto Costa, de más superpoderes que Guillermo Moreno para intervenir en la cadena de formación de precios.

El Frente para la Victoria tampoco tiene garantizado el voto de su primer diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, Martín Insaurralde. El exintendente de Lomas de Zamora cenó junto a Sergio Massa el primer fin de semana de septiembre. Fue en el festejo de cumpleaños de un conductor de televisión. Se avecinaba la votación para cambiar el domicilio de pago para los bonistas que ingresaron al canje de deuda y Massa le repitió que esa sesión era el trampolín perfecto para pasar del kirchnerista FpV al Frente Renovador. Pero Insaurralde votó nuevamente junto al oficialismo.

En esa reunión social, hace 15 días, Insaurralde no sólo debió padecer la presión de Massa. Su novia Jéssica Cirio quería partir raudamente al cumpleaños del diseñador Ricky Sarkany, pero Insaurralde prefirió quedarse en un ámbito más político junto a Massa. El jefe del Frente Renovador dejó trascender su malestar por la votación de Insaurralde con el Frente para la Victoria. Y avisó que el dead-line del exintendente de Lomas de Zamora para abandonar el kirchnerismo será la votación del miércoles de esta semana. Insaurralde ya criticó en público la iniciativa de la Casa Rosada y esta vez se apartaría de sus compañeros de bloque a la hora de la votación. Ausencia o abstención. Será otra sesión maratónica que culminará en la madrugada del próximo jueves 18, un escenario perfecto para faltar a la hora de la votación y minimizar así el daño.

La ley de canje de deuda con ampliación de jurisdicción de pago en Francia se aprobó el jueves pasado con 134 votos volátiles. Esta semana, el kirchnerismo deberá soportar la merma de votos del canillita Plaíni y del radical Santín. Sumará el voto de la oficialista Diana Conti, quien debió abandonar la sesión especial por un problema personal. Desde el bloque oficialista de Juliana Di Tullio se mostraban optimistas y aseguran que el paquete de leyes del Poder Ejecutivo será ley pasado mañana en Diputados, con aproximadamente 132 votos, apenas tres más del piso mínimo de 129 para alcanzar el quórum y habilitar el inicio de la sesión.

Además de los cambios a la Ley de Abastecimiento, el Frente para la Victoria buscará convertir en ley otras dos normas de defensa del consumidor, bajo la amenaza de los empresarios de judicializar la iniciativa para impedir su aplicación.

Así, la Cámara de Diputados realizará una nueva sesión especial a las 11.45 para debatir sobre la Ley de Abastecimiento, luego de que el Senado aprobara esa propuesta durante la madrugada del 4 de septiembre. También se tratará el proyecto de crear un fuero judicial para resolver conflictos vinculados al consumo y el de un Observatorio de Precios, en medio de una fuerte polémica entre el Gobierno y los empresarios sobre quién es el mayor responsable en la avanzada inflacionaria.

Previo a ello, mañana a las 12.00 se realizará una reunión de comisiones, encabezada por Asuntos Constitucionales, en la que el oficialismo buscará contar con las condiciones necesarias para que se puedan aprobar las tres iniciativas al día siguiente. Los duros cruces entre empresarios y funcionarios oficialistas en relación con la Ley de Abastecimiento no cesan y en medio de un clima hostil, que se sostiene hace semanas, el ministro de Economía, Axel Kicillof, volvió a respaldar las iniciativas del Ejecutivo y criticó duramente a quienes se oponen.

En ese sentido, se quejó de que los empresarios del Grupo de los Seis (G6) cuestione el paquete de leyes de defensa del consumidor porque, según el funcionario, ese sector no quiere que las compañías que se manejan con «impunidad» respondan al reclamo de los clientes por malos servicios. «Hay servicios de mala calidad y no hay posibilidad de reclamo y es indignante. Las empresas venden como locos y no atienden a los consumidores porque falta Estado. Hay que modernizar al Estado en este tipo de reclamo, no puede ser que (los empresarios) se escapen siempre», dijo el funcionario.

Fuente: Ámbito Financiero

Be the first to comment on "Merma de votos FpV para ley de control de precios"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*