Nueva SIDE y acuerdo chino se votan para cumpleaños de Néstor

Afecto a las ceremonias y aniversarios políticos, el Frente para la Victoria ya definió el cronograma del Congreso para convertir en ley a la nueva Agencia Federal de Inteligencia y al acuerdo con China en materia de inversiones. Será el miércoles 25 febrero, día del cumpleaños de Néstor Kirchner, primera sesión de la Cámara de Diputados en 2015 y semana previa al discurso de despedida de Cristina de Kirchner ante la Asamblea Legislativa.

El kirchnerismo siempre rindió homenaje al expresidente fallecido el 27 de octubre de 2010. «Casa Patria Grande Néstor Kirchner» fue fundada el 25 de febrero de 2011, día del nacimiento del expresidente en Río Gallegos, como un espacio para afianzar las políticas destinadas a una mayor integración latinoamericana y en el marco de la conmemoración del Bicentenario de la Revolución de Mayo de 1810. Este año el homenaje al expresidente nacido en 1950 se rendirá en el recinto de la Cámara de Diputados donde se espera una reivindicación de los gobiernos Kirchner de parte de los legisladores nacionales del Frente para la Victoria en medio del sismo institucional generado a partir de la muerte del fiscal especial de la causa AMIA, Alberto Nisman.

El proyecto del Poder Ejecutivo Nacional para disolver la Secretaría de Inteligencia y traspasar a la Procuración General de la Nación de Alejandra Gils Carbó la oficina de escuchas telefónicas, anunciado por Cristina de Kirchner en cadena nacional, será sancionado este jueves en la Cámara de Senadores. Al día siguiente, el viernes 13, comenzará a ser analizado por la Cámara baja en un plenario de comisiones para ganar tiempo teniendo en cuenta que el lunes y martes de la semana próxima son inhábiles por feriado de carnaval. Así, el dictamen en Diputados se emitiría la próxima semana para convertirlo en ley en el recinto el miércoles 25.

El cumpleaños de Kirchner aparece como el marco políticamente ideal para que los legisladores del FpV realicen una fuerte defensa de la gestión oficialista en la primera sesión del año de la Cámara y en la semana previa al discurso sobre el Estado de la Nación que ofrecerá Cristina de Kirchner ante la totalidad de los 257 diputados y los 72 senadores nacionales. El marco lo aportará «Unidos y Organizados» que cada 27 de febrero organiza las «Jornadas Solidarias Néstor Kirchner» para realizar trabajo social y obras benéficas.

Pero además de la nueva AFI, el bloque del FpV que lidera Juliana Di Tullio buscará convertir en ley el Convenio marco de cooperación en materia económica y de inversiones entre la Argentina y China. La iniciativa ya fue respaldada por el Frente para la Victoria en el Senado en la última sesión del año pasado en una votación que terminó con 36 votos a favor y 13 en contra.

Si bien el artículo sexto del convenio concede condiciones de igualdad laboral para chinos y argentinos, en el recinto del Senado, el jefe del bloque de senadores del Frente para la Victoria, Miguel Ángel Pichetto, anunció a último momento un cambio para proteger a los trabajadores argentinos ante las quejas de las CGT oficialista y opositora.

De cara a la sesión del jueves en el Senado, el oficialismo confía en contar con los votos necesarios para lograr el quórum de 36 legisladores ocupando sus bancas ya que el debate en el recinto no contará con la presencia de la mayoría de los bloques opositores, en disconformidad con la iniciativa. Pichetto, adelantó que el oficialismo está dispuesto a «analizar más cambios» a la norma de aquí al inicio del debate y cuestionó la negativa de la oposición de no aceptar discutir las propuestas ni siquiera en el plenario al que asistió el jefe de la Secretaría de Inteligencia, Oscar Parrilli.

Sin embargo, el oxígeno político para el FpV, en caso de tener complicaciones para lograr quórum y dar inicio a la sesión, llegará desde las filas del Interbloque Federal, único espacio opositor que se despegó de la ausencia opositora y confirmó, vía el senador puntano Adolfo Rodríguez Saá, que se presentarán a debatir en el Senado.

También el senador nacional por San Juan, Roberto Basualdo, ratificó que el Interbloque Federal participará del debate al sostener que «es importante plantear en el recinto las diferencias que puede haber con el proyecto del Poder Ejecutivo». El resto de los bloques como la UCR, el PRO, el socialismo y UNEN, anticiparon que no se presentarán a la sesión porque consideran que el proyecto «es una farsa» cuyo objetivo es «desviar la atención por la muerte del fiscal federal Alberto Nisman», quien apareció sin vida, con un tiro en la cabeza en su departamento de Puerto Madero el 18 de enero último.

En lugar de asistir a la sesión, la oposición decidió convocar a una «audiencia ciudadana» a la misma hora del inicio del debate, en el salón Azul del Senado, donde invitaron a AMIA, DAIA, miembros de distintas asociaciones de magistrados y fiscales, juristas y de la comunidad judía para expresar sus disidencias con el proyecto que propone, entre otros puntos, disolver la SI y crear una nueva Agencia Federal de Inteligencia (AFI).

Superado este jueves el trámite en el Senado, el kirchnerismo comenzará a unir su tropa en Diputados, donde el FpV necesitará de sus aliados no sólo para reunir quórum sino también para convertir en ley a la nueva SIDE y a los acuerdos de cooperación con China. Las dos iniciativas se convertirán en ley en el día del cumpleaños número 65 de Néstor Kirchner.