Macri blinda DNU hasta ordinarias de marzo

Dos de los principales legisladores nacionales del Frente para la Victoria se encontraban ayer en playas, del extranjero y del interior del país, disfrutando del receso legislativo. En el oficialista Cambiemos, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, ratificó que no habrá convocatoria a sesiones extraordinarias durante el verano. El Gobierno nacional ya definió la estrategia para que Mauricio Macri pueda seguir apelando a decretos de necesidad y urgencia, al menos, hasta el 1 de marzo: congelarán la comisión bicameral de DNU hasta el inicio del período ordinario de sesiones.

La decisión fue confirmada por integrantes de Cambiemos, tanto en el Senado como en Diputados. El oficialismo apelará a la acefalía de ese cuerpo legislativo para ponerlo en estado de hibernación hasta que se reanude el próximo período de sesiones ordinarias, recién dentro de 50 días. La bicameral de DNU se encarga de dictaminar sobre la validez o invalidez de los decretos de necesidad y urgencia, y los eleva al pleno de las Cámaras del Congreso para someterlos a votación. Los DNU tiene validez hasta tanto no sean rechazados en una sesión de Diputados o del Senado.

Al paralizar esta comisión hasta el inicio de las sesiones ordinarias, que comienzan con el discurso del Presidente de la Nación ante la Asamblea Legislativa, el Gobierno nacional se garantiza la sobre-vida de los cuatro decretos de necesidad y urgencia que firmó Macri desde que asumió la Presidencia: la reforma a la Ley de Ministerios para armar nuevo gabinete (13/15), el traspaso de la Oficina de Escuchas Judiciales a la órbita de la Corte Suprema de Justicia de la Nación -en detrimento de las facultades de Alejandra Gils Carbó– (DNU 256/15), la suspensión de la entrada en vigencia del nuevo Código Procesal Penal de la Nación (257/15), y la reforma de la Ley de Medios incluida la disolución de la AFSCA y la AFTIC (267/15).

La gran incógnita en el Honorable Congreso de la Nación es quién está en condiciones de convocar a la bicameral de DNU. Al tener carácter permanente, esta comisión podría reunirse aún durante el receso legislativo. Es decir, antes del inicio de las sesiones ordinarias del 1 de marzo. Sin embargo, al estar acéfala no hay autoridad para convocarla. Para autoconvocarse, se necesita la firma de al menos 9 legisladores nacionales sobre un total de 16. El Frente para la Victoria cuenta con 8 integrantes propios, el oficialismo tiene 6 y dos aliados: Adolfo Rodríguez Saá y el massista Raúl Pérez. El empate en 8 traba el acuerdo para designar a las autoridades y también para una eventual auto-convocatoria impulsada por la oposición durante el receso.

Este fin de semana, el jefe de gabinete defendió el uso de los decretos y rechazó momentáneamente que el gobierno nacional evalúe convocar a las sesiones extraordinarias en el Congreso antes del 1 de marzo, facultad exclusiva del presidente Macri. «No consideramos que este sea el momento para hacerlo y es una decisión política, absolutamente legal y constitucional», afirmó Peña. Si Macri convocara a extraordinarias, Cambiemos estaría obligado a tratar los DNU firmados por el Presidente en el recinto.

A partir de los 10 días hábiles desde su publicación en el Boletín Oficial, los DNU pueden ser analizados en cualquier momento por la comisión bicameral del Congreso. Ese plazo se cumple hoy para los DNU 256/15 y 257/15. Sin embargo, no habrá ninguna convocatoria ya que la Comisión permanece acéfala debido a que oficialismo y oposición no lograron llegar a un acuerdo durante la última reunión de ese cuerpo, el martes 22 de diciembre, en la cual debían definirse sus autoridades. Ese día, el FpV firmó un dictamen de rechazo del DNU 13/15, que crea el actual gabinete de Ministros. Las autoridades del Senado y de la Cámara de Diputados desconocieron el dictamen. Tanto Gabriela Michetti como Emilio Monzó, se negaron a recibir, incluso ante la presencia de un escribano, el dictamen de rechazo que el FpV firmó en soledad en la Bicameral el 22 de diciembre pasado. El oficialismo alega que en la reunión de ese día sólo figuraba en el Orden del Día la designación de autoridades y que no estaba previsto analizar ningún DNU.

La Comisión Bicameral de DNU es la única que no suspende sus actividades por el receso parlamentario y está integrada por los senadores kirchneristas Juan Manuel Abal Medina, Juan Mario Pais, María De la Rosa, Juan Manuel Irrazábal y Anabel Fernández Sagasti, los radicales Luis Naidenoff y Ángel Rozas y la peronista disidente Liliana Negre. Por Diputados, la conforman Marcos Cleri, Diana Conti y Juliana Di Tullio, del Frente para la Victoria; Mario Negri y Luis Petri, de la UCR; Nicolás Massot y Pablo Tonelli, de Cambiemos; y Raúl Pérez, del Frente Renovador.