Ni Obama puede frenar el fútbol en Olivos

Como todos los martes desde principios de enero, el fútbol en Olivos es un escenario obligado para los funcionarios nacionales. Puntuales, el partido comienza a las 20 aunque sea la víspera de la llegada de Barack Obama a la Argentina. El último partido volvió a ganar el equipo de la Casa Rosada, por 5 goles contra 4. Los titulares fueron Marcos Peña, Rogelio Frigerio, Fernando De Andreis, Jorge Grecco, Javier Mc Allister, Diego Santilli, Sebastián García de Luca, y en reemplazo de Iván Pavlosky, atajó Ezequiel Fernández Langan.

Para el equipo de Ministerios jugaron Andrés Ibarra, Carlos Melconián, Iván Petrella, Hernán Iglesias Illa, Germán Garavano, «La Coneja» Baldassi, Hernán Lacunza, Martín Ocampo y Santiago Otamendi. El ministro del Interior se despachó con tres goles y fue la gran figura de la cancha. «El de cabeza fue de antalogía», contó uno de los presentes. El cuarto lo hizo el «Colo» MacAllister y el quinto un asesor. Los 4 goles del equipo de ministerios fueron de los goleadores usuales: Andrés Ibarra y Hernán Lacunza, otra vez de tiro de libre. Los otros dos fueron de asesores. «Se arman el equipo para ganar siempre y el referí bombea para la Rosada», se quejaba post partido uno de los derrotados.

Desde el banco de suplentes observaron los dos asesores jurídicos de Macri, Fabián Rodríguez Simon y José Torello.  Ya en el asado, los temas obligados fueron la visita de Obama y la votación de holdouts en el Senado. «Vamos a tener buenas noticias en las próximas semanas, tenemos que prepararnos para lo que se viene», relataba un ministro. Claro, el escenario del fútbol en Olvios, sirve para alimentar la idea de equipo y de trabajo conjunto.