Cupo femenino, la llave para ampliar la Corte Suprema

El cupo femenino será la llave del gobierno nacional para abrir el debate sobre la ampliación de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Cambiemos no negocia los pliegos de Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti de cara a la sesión del miércoles, pero dejará avanzar los proyectos de la UCR, el PRO, la Coalición Cívica y el Frente para la Victoria que proponen asegurar una mayor representación de las mujeres en el máximo tribunal.

Desde el oficialismo consideran que la aprobación de los pliegos de Rosenkrantz y Rosatti formaron parte de la negociación con los gobernadores PJ para apurar la restitución de los fondos por coparticipación que retiene la Anses. Por eso, el mismo miércoles que se vote la ampliación de la Corte en el Senado, en la Cámara de Diputados se aprobará la devolución del primer tramo del 9 por ciento que reclaman las provincias a la Nación. Un acuerdo llave en mano.

La jefa del bloque PRO en el Senado, Laura López Machado, explicó el enfoque del gobierno nacional para debatir una modificación en la estructura máximo órgano del Poder Judicial de la Nación: «En la ampliación de la Corte hay una percepción que no tiene que ver con la distribución de tareas, sino con tratar de acercar jueces con posiciones favorables a determinados sectores. Con eso no acordaría”..
La diputada nacional Carolina Gaillard (FpV – Entre Ríos) presentó un proyecto de ley para que la participación de mujeres en la Corte nunca sea inferior al 30 % de su composición. “Con la composición actual de cinco Ministros, dos deben ser mujeres”, explicó la legisladora. La jueza de la Corte Suprema de Justicia de la Nación Elena Highton de Nolasco declaró que es «interesante que haya más mujeres» en el máximo tribunal, aunque puso en duda la necesidad de fijar un cupo femenino. Fue ayer al recibir el premio Domingo Faustino Sarmiento a su trayectoria judicial y a su trabajo en favor de la igualdad de género, durante una ceremonia en el Senado nacional.

El frente UNA, liderado por Sergio Massa, cuenta en el Senado con tres representantes: el cordobés Carlos Caserio, el chubutense Alfredo Luenzo y la fueguina Miriam Boyadjian. Caserio, presidente de la bancada massista, adelantó días atrás que, en principio, estaban a favor del nombramiento de Rossati y Rosenktanz pero insitirán con abrir el debate sobre el cupo.