Fútbol en Olivos: Ministro terminó con fractura de muñeca

Fractura de muñeca izquierda y brazo enyesado hasta arriba del codo.  El fútbol de la Quinta de Olivos se jugó el jueves pasado sobre terreno resbaladizo y sin la presencia de Mauricio Macri, de viaje por China. Casi como siempre, ganó el equipo de Casa Rosada que capitanea Marcos Peña y que tiene como arquero al radical Ricardo Bouryaile. En ese combinado destacan también Alfonso Prat Gay y uno de los goleadores históricos, el Ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza.
El partido terminó con el triunfo de Casa Rosada sobre Ministerios por 2-1. Sin embargo, en esta ocasión el resultado no fue la noticia. La novedad, desafortunada, llegó a través de un Ministro del gabinete nacional que resultó lesionado y debió abandonar el campo de juego antes de que termine el partido. La víctima de un pelotazo furibundo y envenenado fue Guillermo Dietrich. El Ministro de Transporte se interpuso accidentalmente en un remate de Lacunza y amortiguó el pelotazo con una mano. El grito de dolor de Dietrich retumbó en la Quinta residencial. Se pitó mano y tiro libre indirecto a pesar de que no fue intencional.
El funcionario debió abandonar el campo de juego. La prueba de la inocencia de Dietrich llegó con el diagnóstico médico. Fractura de muñeca que lo privará, al menos durante unos días, de unos de sus placeres mundanos: andar en bicicleta.