FMI: gobernadores PJ en silencio hasta definir acuerdo

“No les pedimos apoyo”. El gobierno nacional juntó a cinco gobernadores peronistas en el despacho de Mauricio Macri en medio de las negociaciones de Nicolás Dujovne en Washington para lograr un préstamo del Fondo Monetario Internacional que segure el financiamiento del país hasta 2019.

Tras reunirse con el presidente, Juan Schiaretti (Córdoba), Juan Manzur (Tucumán), Sergio Uñac (San Juan) Domingo Peppo (Chaco) y Gustavo Bordet (Entre Ríos), se retiraron sin efectuar declaraciones a la prensa. Del encuentro que se extendió durante una hora y media participaron los mandatarios con la presencia del jefe de Gabinete, Marcos Peña y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Fue el primer encuentro que el mandatario mantiene con mandatarios peronistas tras el inicio de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional y la sanción del proyecto de la oposición que frena el aumento de tarifas, votada anoche en la Cámara de Diputados.

Más allá del silencio de los gobernadores PJ en relación a un eventual acuerdo con el FMI, su principal preocupación fue el recorte de unos 30 mil millones de pesos de obra pública que anunció Dujovne en medio de la corrida bancaria. El Poder Ejecutivo Nacional les ratificó que se mantendrán las obras en ejecución pero el mecanismo mixto de participación público-privada (PPP) volvió a ponerse sobre la mesa como salida para nuevos emprendimientos de infraestructura en las provincias, al igual que los fondos fiduciarios. Macri le pidió a los gobernadores que acompañen al gobierno nacional en la cruzada por recortar el deficit fiscal y les propuso coparticipar el financiamiento de la obra pública en medio de la crisis. “El 30 o 40% de las obras nuevas deberían costearse con recursos genuinos de las provincias al menos hasta 2019, cuando aprobemos el nuevo Presupuesto”, fue el pedido presidencial.

 

Los mandatarios también sellaron el destino del proyecto opositor para limitar la suba en las tarifas. Dejaron trascender que el Senado convertirá en ley el proyecto más aún teniendo en cuenta que Macri ya adelantó el veto presidencial. “Para que vamos a pagar el costo político de bloquear el proyecto en el Senado si el gobierno lo va a vetar de todos modos”, fue el razonamiento del asesor de unos de los gobernadores del PJ.