Lifschitz pide acuerdo electoral con Gobernadores PJ

El gobernador socialista de Santa Fe, Miguel Lifschitz, le abrió la puerta a un acuerdo electoral con los gobernadores peronistas luego de firmar junto a Juan Manuel Urtubey un acuerdo para que Salta utilice biodiesel en el servicio de transporte urbano. “Aspiro a que podamos construir con muchos dirigentes de la Argentina una alternativa para el futuro. Con Juan Manuel y con Schiaretti tenemos una relación muy cercana. Compartimos preocupaciones y analizamos en conjunto las problemáticas nacionales. Hemos coincidido y hemos tenido posiciones comunes”, señaló el mandatario en la conferencia de prensa posterior a la firma del convenio.

Si bien consideró que “hay un largo camino para transitar hacia el proceso electoral”, Lifschitz reiteró que “hacen falta grandes acuerdos para pensar en la etapa que viene de la Argentina. Coincidimos con Juan Manuel que es necesario fuertes consensos entre distintos partidos, entre dirigentes de distintos partidos, es necesario tener un proyecto común de desarrollo. Aspiro a que podamos construir con muchos dirigentes de la Argentina una alternativa para el futuro”.

Urtubey le apuntó al gobierno de Mauricio Macri y pidió que la seguridad jurídica también “sea para el usuario que con mucho esfuerzo ya pagó una tarifa de gas altísima” y ahora le quieren cobrar más por algo que ya pasó. “Es total y absolutamente inusitado. Realmente no hay muchos antecedentes en la Argentina por eso no creo que camine” remarcó el salteño. “Nosotros acompañamos técnicamente en términos judiciales, no tenemos legitimación activa porque hay que ser usuario” indicó el gobernador de Salta. “Es total y absolutamente irregular lo que ha resuelto el gobierno nacional” señaló y puso como ejemplo el panadero que “va a tener que ir a buscar a la gente que le vendió pan hace no se cuantos meses, a decirle mirá me compraste un kilo de pan ahora me tenés que pagar la diferencia. Es absurdo, totalmente absurdo, así que es cuestión de tiempo que la justicia argentina marque lo debe ser. Eso es totalmente anticonstitucional”.

Por su parte Lifschitz coincidió con Urtubey y consideró que “esa medida de aplicar un sobrecargo retroactivo sobre la factura de gas es simbólica de toda la mirada sobre la economía argentina, se está compensando a grandes empresas, la mayoría de ellas multinacionales por la devaluación y haciéndoles pagar ese costo a los ciudadanos comunes, a la clase media, a los trabajadores que han sufrido la devaluación”.

Para el gobernador de Santa Fe “se está subestimando la realidad de todos, no solo de los sectores vulnerables, sino te todos los que estamos atravesando una crisis muy, pero muy profunda, crisis que recién empieza”.