Frigerio-Monzó, la «rosca» y un mensaje a Marcos

A dúo, Rogelio Frigerio y Emilio Monzó salieron a reivindicar la “rosca” política en un mensaje tácito a Marcos Peña. El ministro del Interior se mostró con el jefe de los senadores peronistas Miguel Pichetto y advirtió que “somos el gobierno más débil en términos parlamentarios de los últimos 100 años de la Argentina, y sin embargo, a partir de este trabajo de diálogo y de permanente búsqueda de consensos, pudimos sacar adelante proyectos muy importantes que necesita el país”.

Frigerio estuvo presente en el Congreso donde ratificaron por cuarto año consecutivo a Emilio Monzó como presidente de la Cámara de Diputados y destacó que “los que maltratan a la política plantean siempre a la rosca como algo negativo, pero la rosca es pasarse mucho tiempo alrededor de una mesa poniendo la energía para llegar a acuerdos”. El ministro subrayó que “hay un cambio de clima” al destacar el consenso alcanzado entre el oficialismo y la oposición en torno al equilibrio fiscal en 2019 y recalcó que “el camino de los acuerdos políticos” es “el único para dejar definitivamente el pasado atrás y encarar un sendero de desarrollo sustentable y sostenible en el tiempo”.

“Creo que estamos haciendo un gran esfuerzo desde el oficialismo y de una buena parte de la oposición que apoya la gobernabilidad y quiere que a la Argentina le vaya bien para alcanzar acuerdos importantes y reformas que llegaron para quedarse. Es algo diferente, un cambio de clima: oficialismo y oposición consensuando políticas para alcanzar el equilibrio fiscal, para fortalecer el federalismo en las provincias, para seguir avanzando con el plan de infraestructura más ambicioso en la historia del país”, remarcó Frigerio durante un seminario de la revista Bank Magazine celebrado en la Bolsa de Comercio.

 

Agregó que “el presupuesto equilibrado es el primer hito” y aseguró que el año próximo será necesario “un presupuesto con superávit primario para ir disminuyendo el déficit financiero que todavía queda remanente”. “Este es un camino complejo, difícil, es el camino de decirle la verdad a la gente en términos de lo que necesita la Argentina para dejar definitivamente el pasado atrás. Es el único camino que entendemos nosotros que es posible y requiere de los acuerdos políticos, de acuerdos entre gente que no necesariamente tiene que pensar igual pero que claramente puede sentarse alrededor de una mesa y a través del diálogo lograr acuerdos sobre cuestiones fundamentales como lo hicieron todos los países del mundo a los que les va bien”, recalcó el ministro.

“Hubo rosca estos tres años. Muchas roscas que nos han permitido sacar leyes aun siendo un Gobierno con minoría parlamentaria muy acentuada”, indicó el ministro. Además, destacó la celebración del G-20 en nuestro país y el papel que jugó el presidente Mauricio Macri para alcanzar acuerdos. “También hubo rosca este fin de semana, en la reunión del G20 que permitió sacar uno de los documentos más firmes en apoyo del multilateralismo, del medio ambiente y de muchas otras cuestiones que se venían discutiendo desde hace mucho tiempo”, cerró el ministro.