Cómo es la ambiciosa «ley ómnibus» que prepara Milei

El presidente electo Javier Milei encara la última semana antes de la asunción del 10 de diciembre con la prioridad puesta en completar los nombres de su Gabinete, definir los preparativos para la ceremonia de traspaso y concluir el proyecto de ley ‘ómnibus’ que mandará al Congreso apenas asuma, con la expectativa de que sea tratado en sesiones extraordinarias durante el verano.
Si bien no hay adelantos concretos de la ley, se espera que entre las reformas se proponga una modernización del Estado que incluya la reducción de ministerios y estructuras del Gobierno nacional.
Además, se especula con la posibilidad de que dentro del paquete de medidas se promuevan cambios en el régimen legal económico, con eje en la apertura comercial, y que también se impulse una reforma en materia política y, posiblemente, electoral.
Para dichas modificaciones serán clave las alianzas que el espacio gobernante pueda trabar con las fuerzas políticas que lo superan en cantidad de legisladores tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados.
«Estos días estuve hablando con actores del Congreso y con algunos gobernadores y de manera unánime vi apoyo y reconocimiento, por lo cual no creo que el Presidente tenga problemas para gobernar», estimó el futuro ministro del Interior, el excavallista Guillermo Francos, en declaraciones radiales.
Sobre la posibilidad de una hipotética reforma electoral, Francos sostuvo que «hay varios proyectos» en ese sentido, pero aclaró que cualquier modificación requerirá «una reforma constitucional».
«Seguramente no podrá hacerse en este mandato pero sí a futuro, es una posibilidad», especuló.
En paralelo, la hermana del Presidente electo, Karina Milei, y uno de los principales asesores del mandatario, Santiago Caputo, se encuentran organizando el acto para el traspaso de gobierno en coordinación con la Casa Militar y la Policía Federal Argentina (PFA).
En cuanto a las personalidades que llegarían a Buenos Aires, Karina Milei y Caputo esperan tener entre los invitados de honor a los jefes de Estado de varios países e incluso expresidentes de la región, como el excapitán del Ejército brasileño Jair Bolsonaro.
Según informó el propio Presidente electo, tras la ceremonia se trasladará a la Quinta de Olivos; además, anticipó que no concurrirá diariamente a la Casa Rosada.
En contra de la tradición, el economista pretende tomar todas las medidas desde la histórica residencia presidencial, en lugar de asistir todos los días a la sede gubernamental de la Argentina.
Para el 7 de diciembre, en tanto, se deberán anunciar formalmente los nombres de los jefes del bloque oficialista en el Senado y su par de Diputados: mientras que en el primer lugar ya fue confirmado el jujeño Ezequiel Atauche, en la Cámara baja el elegido sería Oscar Zago, con amplia trayectoria en la Legislatura porteña y cercano a Milei.
En el Congreso también se debe votar al presidente de cada una de las dos Cámaras, lo que constituye una pelea aparte ya que el partido violeta tendrá que negociar con el resto de los espacios para imponer a sus candidatos.