Gobierno y Provincias reabren el Pacto Fiscal

La Casa Rosada y los Gobernadores acordaron reabrir el pacto fiscal para que las provincias suban la alícuota de los impuesto a sellos y bienes personales. Sin embargo, el Poder Ejecutivo Nacional reclamó que no haya aumentos en Ingresos Brutos. «Estuvimos trabajando en medidas por el lado de los ingresos para compensar una parte del esfuerzo, postergando en el tiempo, por un año, algunas de las reducciones de impuestos que nos habíamos planteado», explicó Rogelio Frigerio.

 

El ministro del Interior, Obras Públicas y Viviendaaseguró hoy que “la gran mayoría de los dirigentes es consciente de que hay que equilibrar las cuentas públicas nacionales y cumplir con los compromisos” y destacó que “avanzaron” las conversaciones con las provincias para “un acuerdo en cuanto al esfuerzo fiscal que hay que hacer para alcanzar esa meta en 2019”.

 

“Terminamos una reunión larga con todas las jurisdicciones del país y avanzamos en la parte fiscal del Presupuesto. Por supuesto que todavía queda la discusión parlamentaria de los detalles del presupuesto, pero claramente hemos avanzado en ponernos de acuerdo en cuanto al esfuerzo fiscal que hay que hacer para alcanzar el equilibrio de las cuentas públicas en 2019”, destacó Frigerio en rueda de prensa luego del encuentro que mantuvo con representantes de los ministros de Economía de las provincias y funcionarios del Ministerio de Hacienda.

 

Adelantó que se está trabajando “sobre los ingresos para compensar una parte de ese esfuerzo, sobre todo, postergando por 12 meses algunas de las reducciones de impuestos que planteamos en el marco de la crisis” y con la idea de “sostener la rebaja en Ingresos Brutos”.

 

“Lo que se ha planteado es una transferencia gradual de algunas responsabilidades que estaban en la órbita nacional hacia las provincias, en el marco de un país federal en serio, como el que estamos construyendo, en el que las provincias reciben cada vez más recursos, dijo Frigerio y agregó que “deben ser las provincias las que definan, con mayor autonomía y en un contexto de mayores recursos, cuáles son las mejores políticas en cada jurisdicción en temas como los subsidios al transporte urbano local, intrajurisdiccional, o la tarifa social.” El ministro subrayó que se trató “de una reunión de trabajo” y que “ésta es una decisión que se toma en el más alto nivel político de cada jurisdicción, con los gobernadores y con el Presidente de la Nación”.

 

Y cerró: “Lo que tenemos que mostrar es que somos todos conscientes de las dificultades que atraviesa el país y en la necesidad de dar una señal clara de que la Argentina está atacando quizás el peor error que ha cometido en los últimos 70 años, y que es siempre tener un Estado que gasta más de lo que recauda”.