Malcorra, víctima de Lousteau y el desacato de Nosiglia

La salida de Susana Malcorra de Cancillería reveló la interna que existe entre el PRO y sus aliados de Cambiemos. La UCR perdió una silla en el staff de Ministros que ahora será ocupada por el peronista Jorge Faurie, un movimiento de piezas que llega justo cuando el radicalismo reclama más lugares en las listas de cara a las legislativas de octubre. Más allá de las razones esgrimidas, el reemplazo de Malcorra en el Ministerio de Relaciones Exteriores expone la tensión entre Mauricio Macri y Enrique “Coty” Nosiglia, quien había acercado el nombre de la ahora ex Canciller para integrar el gabinete. Pero desde que el operador radical se reveló al Presidente con la candidatura de Martín Lousteau en la Capital Federal, distrito germinal y sagrado del PRO, el macrismo se decidió a realizar una limpieza étnica en el gabinete.

 

El Gobierno anunció que el actual embajador en Francia, Jorge Faurie, asumirá el próximo 12 de junio como nuevo ministro de Relaciones Exteriores y Culto en reemplazo de Susana Malcorra. Macri explicó que la canciller presentó la renuncia por cuestiones personales, aunque anticipó que continuará colaborando con el Gobierno como asesora externa.El Presidente agradeció la tarea cumplida por Malcorra tras destacar que gracias a su gestión “en un año y medio nos hemos reinsertado en el mundo tal vez como nunca antes”. El jefe de Gabinete, Marcos Peña, señaló que su sucesor en el cargo, Jorge Faurie, “es el número uno en el ranking de los diplomáticos argentinos” e informó que en estas horas está retornando al país desde Francia. “El 12 de junio estaremos haciendo el cambio de mando en la Cancillería con la toma de posesión del nuevo canciller y también con la oficialización del rol de Susana Malcorra en la nueva tarea que le compete y en la que esperamos continuar trabajando juntos en todo lo que nos queda”, agregó.

 

Los anuncios fueron hechos ayer por la tarde durante una conferencia de prensa que Malcorra y el Jefe de Gabinete ofrecieron en la Casa Rosada y de la que también participó al comienzo el presidente Macri para expresar su reconocimiento a la labor realizada por la canciller saliente. “Nuestra canciller nos abandona, no del equipo, pero sí como canciller. Por temas estrictamente personales va a dejar de ejercer este rol tan importante y tan fundamental que ha ejercido en este año y medio”, afirmó el Presidente. Malcorra explicó que la decisión de presentar la renuncia al cargo encierra “tensiones entre lo que ha sido el orgullo y la responsabilidad de representar a la Argentina en el mundo y lo que son mis responsabilidades familiares”.

 

“Ustedes saben que mi familia está en Madrid, y ya hace muchos años que estamos separados, y los años acumulan la distancia”, afirmó. “Lo primero que me dijo el Presidente es que quería que encontremos una fórmula, una manera de mantener la cohesión de este equipo que armamos y que asegurara un fortalecimiento hacia adelante de la vinculación con el mundo”, agregó.