Alberto bendijo a Máximo como jefe de bloque

Alberto Fernández se sumó a la reunión del bloque del Frente de Todos en la que se oficializó la designación de Sergio Massa como presidente de la Cámara de Diputados y de Máximo Kirchner como jefe de bloque. El presidente electo arribó a la reunión acompañado por el diputado y futuro integrante de su Gabinete, Eduardo «Wado» De Pedro. La bancada del Frente de Todos contendrá a todos los sectores del peronismo que acompañaron la candidatura de Fernández.

Además Fernández, compartió un almuerzo con Hugo Moyano y otros gremialistas aliados al líder de Camioneros, con el objetivo de acercar posiciones luego de que trascendieran algunas diferencias entre ambos a días de la asunción del próximo 10 de diciembre.
El extenso encuentro de más de tres horas se produjo en la sede de la Federación de Camioneros del barrio porteño de Constitución, adonde Fernández asistió con su futuro jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y su vocero, Juan Pablo Biondi.
Por su parte, Moyano estuvo acompañado por su hijo y diputado Facundo; y otros dirigentes aliados como Omar Plaini (Canillitas) y Marcelo Peratta (Farmaceúticos), además de los del Frente Sindical, otros de los sectores más «combativo» de la CGT que se alejó de la conducción, entre ellos el jefe del SMATA, Ricardo Pignanelli.
Con anterioridad, se habían registrado declaraciones de Moyano en las que ratificó su apoyo al mandatario entrante, pero se mostró menos enfático respecto a otros colegas de otros sectores cegetistas.
«Cuando el laburante necesite algo, nosotros lo vamos a pedir.
Si a alguno no le gusta, lo lamento, pero es mi función y responsabilidad. El laburante no me puso en el gremio para que le caiga simpático a alguno», fue una de las frases que pronunció días atrás.
Existen dos situaciones por las que Moyano puso algo de distancia de Fernández: una de ellas es que mira con desconfianza la buena relación que el próximo Presidente viene tallando con uno de los titulares de la CGT y rival interno del Camionero, Héctor Daer, del sector de «los gordos».
A la vez, trascendió que Fernández en el armado de su Gabinete venía resistiendo los nombres que sugirió Moyano para ocupar cargos en los que está interesado, mientras que no vio con mucho agrado la elección de Claudio Moroni para ministro de Trabajo, ya que nunca tuvo relación con él.