Sanz se baja de la vice de Macri: “nunca creyó en una coalición”

El ex senador y referente de la UCR Ernesto Sanz sostuvo que «el PRO nunca creyó en una coalición», por lo que manifestó que en una eventual próxima gestión de Mauricio Macri se debería «construir una verdadera coalición» de gobierno.
«El PRO nunca creyó en una coalición, no lo digo como un reproche, está en su naturaleza. Pero en la próxima gestión se debe construir una verdadera coalición, con los del PRO pensando en la UCR y los de la UCR en el PRO», remarcó el dirigente al disertar en un panel realizado en el marco del congreso del Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires.
El ex senador, por otra parte, dio por hecha la reelección del Presidente: «Creo que Macri va a seguir gobernando, no creo que la sociedad, por más desencanto y angustia que haya, se vaya a suicidar», planteó.
En su disertación, no obstante, no faltaron autocríticas para Cambiemos, al señalar que hubo «errores», como «no haber gestionado un acuerdo de gobernabilidad en los momentos de mayor fortaleza, como enero de 2016, después del triunfo presidencial y octubre de 2017, después del triunfo en las elecciones de medio término».
Al respecto, dijo que ahora eso es más difícil porque «estamos en un momento electoral y además hay algunas debilidades» en el oficialismo.

Por primera vez tras la derrota de Cambiemos en ese distrito ante el peronista Juan Schiaretti, el presidente volvió ayer a Córdoba, con un discurso en el ratificó el rumbo e hizo un llamado a «seguir trabajando juntos» porque «hay mucho por hacer». Macri inauguró en la provincia mediterránea una nueva planta de ensamble en la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA) y ratificó que «el camino» de la Argentina «es este, el de hacer las cosas bien», al tiempo que pidió ir «siempre para adelante y nunca más hacia atrás».
En el evento estuvieron el intendente de la capital provincial, Ramón Mestre, y el radical Mario Negri, jefe del interbloque Cambiemos en la Cámara de Diputados, quienes se enfrentaron el pasado 12 de mayo en la pelea por la Gobernación, cuando Schiaretti consiguió ser reelecto.